Aires de Convergencia

02 junio, 2006

El Observatorio de Internet Móvil: Aires de Convergencia » OIM


En el último informe de la CMT sobre portabilidad numérica en las redes móviles se indicaba que durante el primer trimestre de este año se tramitaron 1 millón de cambios de Operador. Desde que entró en vigor esta normativa más de 7 millones de usuarios cambiaron de compañía, lo que vendría a suponer un 20% en términos globales. Las cifras de lo que en terminología anglosajona se conoce con el nombre de customer churn, o "fuga de clientes", son elevadísimas.

Sin duda, esto supone una gran preocupación para el sector, especialmente en un mercado tan saturado donde las únicas posibilidades de crecimiento residen en tu propia base de clientes. Esto está provocando la aparición de los paquetes comerciales que integran distinto servicios, tratando de retener al cliente a base de ofrecerle más valor y así "ponérselo más difícil de irse a la competencia. En España, los "cableros" fueron los primeros en ofrecer un paquete combinando acceso a Internet, llamadas telefónicas y TV. Telefónica se ha sumado con Imagenio y pronto veremos nuevos actores que se apuntan al triple o nada.

El otro factor determinante en la aparición de este tipo de paquetes comerciales es la anunciada erosión de los ingresos en el negocio tradicional de los Operadores: las llamadas de voz. Si bien, en algunos mercados como pueda ser España esta amenaza no se ha materializado aún, numerosos indicadores apuntan a que tarde o temprano los Operadores tendrán que buscarse otras fuentes de ingresos para compensar las caídas de los beneficios por las llamadas de voz.

Pero como en el circo, en nuestra industria también existe el más difícil todavía. Mientras la mayoría de Operadores en el mundo todavía están peleando para sacar su oferta Triple Play, Orange anuncia que pronto estará lista para el Quad Play, sumándole llamadas móviles al trio Internet+TV+voz. Sin duda una noticia que intranquilizará a Telefónica, pues tras la reciente adquisición de Amena ya tiene la competencia en casa. Hasta la fecha, Telefónica no tenía enemigo natural en el terreno de Operador Integral. Supongo que la reacción de Telefónica no se hará esperar. En este tipo de juego quien da primero da dos veces, especialmente cuando se trata de retener y/o atraer clientes de la competencia.

Tampoco es una buena noticia para Vodafone. Todo apunta a que los Operadores que sean capaces de ofrecer soluciones integrales podrán sobrevivir y de momento Vodafone no parece en una buena disposición de competir desde su posición de Operador móvil. Su salida de algunos mercados significativos, Japón entre los más sonados, parece indicar que desde la sede central de Vodafone empiezan a replantearse su estrategia como Operador Móvil Global. A buen seguro que este repliegue está materializando suculentos fondos que a buen seguro necesitarán para asegurarse un sitio en el futuro mapa de las telecomunicaciones.

Supongo que Orange no tardará mucho en comenzar su campaña de cambio de imagen en España, lo que supondrá un soplo de aire fresco en el pobre panorama competitivo en España. Orange viene avalado por un gran éxito en otras regiones, tanto es así que la propia France Telecom adoptará esa marca a nivel global. El tirón de la marca puede suponer un problema más para Vodafone, que verá comprometido su cómodo segundo puesto.

En Gran Bretaña, la compañía de cable NTL está planteando la adquisición de Virgin Mobile lo que le permitirá lanzar su oferta cuádruple. Por su parte BT, que ya ofrece un paquete con llamadas fijas y móviles, sumará acceso a Internet y TV digital para conformar su paquete integral. Como vemos las espadas están en todo lo alto y los Operadores deberán hacer un esfuerzo extra en consolidar sus infraestructuras para poder ofrecer este tipo de paquetes. Tarea arduo complicada pues hablamos de empresas de dimensiones mastodónticas, donde cualquier proyecto de consolidación tiene un coste nada despreciable. Un reto particularmente complicado consiste en la unificación de los distintos sistemas de facturación. El que consiga resolver este problema habrá conseguido una ventaja competitiva sobre sus rivales.

Gigantes como Telefónica, France Telecom, B T, Deutche Telekom, etc tienen ante sí uno de los desafíos más importantes de los últimos tiempos y es consolidará sus operaciones e infraestructuras para funcionar como una empresa única. Esto es lo que demanda el futuro y no sería de extrañar que alguno se perdiera por el camino, pues la tarea es ingente.

Otro asunto bien distinto es lo que piensan los consumidores. Según Forrester, extraído del mismo artículo de Business Week, España es el segundo país europeo, empatado con Francia, en adopción del Triple Play con un 8% de penetración. Encabezando la lista está Gran Bretaña con un 10%. Estos números indican por supuesto un estado todavía muy prematura pero a mi juicio suponen un índice de adopción muy rápidos. Hay que tener en cuenta que el servicio lleva poco más de un año en funcionamiento, al menos en España. Forrester añade cierta incertidumbre apuntando que tan solo un tercio de los encuestados afirman estar interesados en un paquete con TV, voz e Internet. No entendemos las dudas de Forrester. Estamos hablando de un mercado tremendamente incipiente, donde ni siquiera el servicio está disponible en toda la geografía.

Muy al contrario, para este Observatorio estos números creemos que suponen una evidencia de los aires de convergencia que se respiran en nuestra industria y que anuncian grandes transformaciones. En no mucho tiempo, los Operadores tal y como los conocemos hoy habrán dejado de existir. Empezando por el nombre. La marca será primordial en el futuro escenario de las comunicaciones.

Etiquetas:


Hay 0 comentario(s) a esta entrada:

Ví­nculos a esta entrada:


Búsquedas


Llévatelo al Móvil

QR Code temporalmente no disponible