El Reto de la Diversidad

10 octubre, 2006

El Observatorio de Internet Móvil: El Reto de la Diversidad » OIM


Sin duda el principal desafío al que se enfrenta cualquier empresa que quiere estar presente en Internet Móvil, y por extensión en la Internet multi-canal o multi-acceso, es la diversidad de dispositivos de acceso existentes. ¿Y por qué la diversidad es un problema? Desde luego que desde el punto de vista del consumidor la diversidad es un una gran ventaja. Teléfonos para todos los gustos y para todas las necesidades.

Pero el problema no está en la propia variedad, sino en la fragmentación tecnológica. Las pocas tecnologías estandarizadas para los teléfonos no han sido implementado de manera consistente por todos los fabricantes. Como resultado tenemos un universo de dispositivos totalmente fragmentado en cuanto a las capacidades y funcionalidades.

Esto significa que para desarrollar contenido o aplicaciones que funcione en todos los teléfonos del mercado es hoy en día una tarea prácticamente imposible. Los desarrolladores se enfrentan a una constelación de dispositivos, cada uno de su padre y de su madre. Desde el sistema operativo hasta el navegador, existen cientos de fabricantes y tecnologías diferentes, que por supuesto son incompatibles entre si. Si a esto añadimos las diferencias ergonómicas, tamaño de pantalla, resolución, etcétera, el objetivo se complica aún más.

Actualmente, el único planteamiento mínimamente rentable para desarrollar aplicaciones para móviles consiste en desarrollar un número reducido de versiones de la aplicación optimizadas para el mínimo común denominador de las funcionalidades de una gama de terminales.

Pero con el paso del tiempo, el problema de la diversidad, lejos de mejorar, empeora. Cada vez aparecen nuevos modelos y todo apunta a que la tendencia es que seguirá siendo así por mucho tiempo. Con lo que esto no hace más que acumularse a la diversidad ya existente. Este panorama está poniendo en peligro la rentabilidad de este planteamiento porque sencillamente no es fácilmente escalable. Además, el mínimo común denominador no satisface a la mayoría de usuarios, especialmente a los usuarios de teléfonos de gama alta que se sienten frustrados por una experiencia de servicio muy pobre que no saca todo el partido posible a las capacidades de su teléfono.

El problema es especialmente grave para los sitios que ofrecen servicios de descarga de contenidos. La gente compra contenido que no es compatible con su teléfono o que no está formateado adecuadamente a las características de su móvil.

Para ilustrar la verdadera dimensión del problema nada mejor que unos reveladores números. Según un estudio llevado a cabo por M:Metrics el pasado mes de Mayo en Gran Bretaña y EE.UU. los 20 teléfonos más vendidos en EE.UU. suponen poco más del 20% del total. A la vista de estos números es fácil de entender lo difícil que resulta seleccionar adecuadamente las gamas de terminales para los que desarrollar según el mínimo común denominador.

La adaptación de contenido en tiempo real se postula como la respuesta más efectiva al reto de la diversidad, facilitando la experiencia de usuario óptima para cada dispositivo. Gracias a la adaptación dinámica de contenido la diversidad deja de ser un problema y se convierte en una gran oportunidad: dirigirse a toda la audiencia potencial en lugar de conformarse con una fracción de la misma. Todo esto es lo que el W3C está intentando promover dentro de su iniciativa para el desarrollo de la Web Móvil.


Artículos relacionados:

Etiquetas: ,


Hay 0 comentario(s) a esta entrada:

Ví­nculos a esta entrada:


Búsquedas


Llévatelo al Móvil

QR Code temporalmente no disponible